Depilación Láser

La depilación láser se basa en la eliminación del vello de forma permanente. El vello contiene melanina, que es lo que le da color. Cuando el haz de luz, con una determinada longitud de onda e intensidad, interacciona con el vello, la energía lumínica aplicada es absorbida por la melanina transformándose en calor. Esto es lo que se conoce como fototermólisis selectiva, produciéndose la destrucción del bulbo piloso sin afectar a los tejidos adyacentes. Como el láser sólo actúa sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco o muy claro. Sin embargo, existen modelos de diodo, yag y elight que con las nuevas tecnologías añadidas de frecuencias incorporadas al disparo pueden crear excelentes resultados.

Los resultados de la depilación laser dependen fundamentalmente del grosor y color del vello, color de la piel y la actividad hormonal, la cual determinará cambios en los ciclos de crecimiento del pelo.